Archivo de etiquetas: impuestos
Los gastos asociados a la compra de vivienda, actualmente, suponen entre el 6,5% y el 10% del precio de compra, aproximadamente.

¿Vas a comprar una vivienda antes de final de año? Calcula los gastos asociados

Si te estás planteando comprar una vivienda, conviene que hagas una planificación exhaustiva de los gastos asociados para evitar sorpresas. Ten en cuenta que estos gastos e impuestos asociados varían en función de múltiples factores (si es vivienda nueva o usada, libre o protegida, residencia habitual o no, entre otros) y de la Comunidad Autónoma en la que se realice la transacción. En todo caso, estos gastos e impuestos suponen ahora, teniendo en cuenta la vigencia del IVA superreducido para viviendas de obra nueva hasta el 31 de diciembre de este año, entre el 6,5% y el 10% del precio de compra, aproximadamente.

Los gastos asociados a la compra de vivienda, actualmente, suponen entre el 6,5% y el 10% del precio de compra, aproximadamente.

Los gastos asociados a la compra de vivienda, actualmente, suponen entre el 6,5% y el 10% del precio de compra, aproximadamente.

En este post hacemos un resumen de los pasos y los gastos asociados tendrás que asumir al comprar tu nueva vivienda.

  • Contrato de arras: una vez que ya sabes la vivienda que vas a comprar, debes reservarla, y esto se hace a través de un contrato de arras. Este contrato se formaliza con una “paga y señal”, es decir, con una cantidad de dinero que se entrega a cuenta del precio total. En este acto, tanto el propietario de la vivienda (que puede ser una persona, una promotora inmobiliaria o una entidad financiera) como el comprador, confirman su intención de llevar a cabo la operación y, tras la firma, ambas partes pueden exigir el cumplimiento del contrato. En esta fase, como alternativa, se puede firmar un contrato de “arras penitenciales” o “arras”. Se trata de una opción a compra en la que ambas partes pueden retractarse: si es el vendedor, deberá devolver el doble del depósito, y si es el comprador, perderá la cantidad entregada.

  • Contrato de compraventa: este documento legal describe las características y dotaciones de la vivienda, y obliga al propietario a entregarla al comprador a cambio de un precio determinado. El contrato de compraventa también establece las cantidades (y en qué plazos) que el comprador debe abonar al vendedor desde la firma de este contrato hasta la entrega de la vivienda.
  • Escritura notarial y registro: el acto formal de la entrega de la vivienda se realiza ante notario, que eleva el contrato de compraventa a escritura pública. Si la compra de la vivienda se financia con un crédito hipotecario, éste también se eleva a escritura pública en el mismo acto. Ambas escrituras, compraventa e hipoteca, deben ser inscritas  en el Registro de la Propiedad, previo pago de los gastos e impuestos relacionados:

-      Notario: Sus honorarios (a los que hay que sumar el IVA en la península y el IGIC en Canarias) dependen del valor de la compraventa, la extensión de la escritura, el número de copias o las operaciones asociadas a la compraventa, entre otros. El original lo paga el vendedor, y las copias el comprador, aunque casi siempre forma parte de la negociación del precio, y el comprador asume estos gastos, que abona en el acto de escritura notarial. Los notarios cobran unos aranceles fijos, establecidos por la ley, que puedes consultar en la web Notariado.org.

-      Registro: se deben tener en cuenta también los honorarios al Registrador, que comprueba la legalidad del documento y lo inscribe en el Registro de la Propiedad; se les debe sumar el IVA o el IGIC, también están sujetos a tarifas fijadas por ley (Real Decreto 1427/1989, de 17 de Noviembre y sus modificaciones posteriores), y deben ser abonados al Registrador en el momento de la inscripción en el registro.

  • Agentes y gestores: los honorarios de un agente inmobiliario o gestor administrativo son un gasto opcional, pero que puede ahorrar mucho dinero y tiempo; aunque, se convertirá en un desembolso obligatorio en caso de contratar una hipoteca.
  • Gastos asociados a la constitución de la hipoteca. La constitución de una hipoteca tiene unos gastos de notaría, registro y gestoría específicos, y adicionales a los de la compraventa de la vivienda. También deberás asumir el coste de la tasación, que generalmente abonarás a la entidad financiera, y el IAJD específico de la hipoteca.

 

Ahora que ya sabes qué gastos debes tener en cuenta, te invitamos a probar dos calculadoras de gastos muy útiles e intuitivas. Una de ellas la encontrarás en la web CalculaTuVivienda.com, que te permitirá conocer el montante total de los gastos que deberás asumir en el proceso de compra de tu nueva casa, a partir de una serie de parámetros muy sencillos. La otra herramienta está disponible en la página Actibva.com, en donde encontrarás además muchos otros consejos útiles para afrontar el proceso de compra de tu vivienda.

El Gobierno calcula que 160 mil personas pargarán el Impuesto al Patrimonio y se recaudarán más de 1.080 millones de euros al año.

Impuesto al patrimonio: ¿cómo te afecta?

En el Consejo de Ministros aprobó pasado viernes 16 de septiembre la reactivación del Impuesto al Patrimonio, un tributo que grava los bienes, de diversa naturaleza, de los residentes en España, y que fue suspendido en 2007, cuando se exoneró a los contribuyentes de su pago.

  • ¿Qué grava el Impuesto al Patrimonio? Esencialmente, es un impuesto que grava lo que cada contribuyente tiene, no lo que gana. Este tributo afecta a los bienes resultantes tras ser restadas las deudas, a partir de un mínimo exento, es decir, a partir de un patrimonio mínimo. Estos bienes pueden ser inmuebles de cualquier tipo (pisos, casas, garajes, locales, etc.), ahorros depositados en cuentas bancarias o en algún instrumento financiero de inversión, y otros bienes como joyas de valor, obras de arte, vehículos de alta gama, yates, etc. En 2007, último año de aplicación antes de ser suspendido, el mínimo exento era de 108 mil euros, y se gravaban, entre otros bienes, las viviendas habituales cuyo valor superaba los 150 mil euros.
  • ¿Cuántos contribuyentes están sujetos al Impuesto al Patrimonio? Contando con el hecho de que,
    El Gobierno calcula que 160 mil personas pargarán el Impuesto al Patrimonio y se recaudarán más de 1.080 millones de euros al año.

    El Gobierno calcula que 160 mil personas pargarán el Impuesto al Patrimonio y se recaudarán más de 1.080 millones de euros al año.

    en 2007, el mínimo exento era relativamente bajo, cerca de un millón de personas pagaron este impuesto, y el Estado recaudó, por este concepto, 2.100 millones de euros.

  • ¿Qué implica la reactivación del Impuesto del Patrimonio? ¿Tendrá las mismas condiciones que en el año 2007? No, porque la recuperación del Impuesto al Patrimonio contempla un mínimo exento más elevado, que acabará gravando a quienes más patrimonio poseen; este mínimo se ha establecido en 700 mil euros por contribuyente, que estarán sujetos a un tipo impositivo de un 0,1%. El Gobierno calcula que sólo 160 mil personas acabarán pagando este impuesto, aunque se recaudarán más de 1.080 millones de euros al año.

  • En cuanto a la vivienda, se prevén exenciones al Impuesto al Patrimonio por viviendas habituales con un valor de hasta 300 mil euros. Estos 300 mil euros no cuentan al calcular del patrimonio mínimo total, de forma que, si éste es tu caso, deberás restar el valor de tu vivienda al cómputo total del resto de tu patrimonio; si el resultado es menor a 700 mil euros, no tendrás que pagar el Impuesto al Patrimonio.
  • ¿Cómo me afectará la reactivación del Impuesto al Patrimonio? Según datos del Gobierno, el 70% de los ciudadanos españoles declaran rentas menores a 24 mil euros; si te encuentras en este colectivo, la reactivación del Impuesto al Patrimonio no tendrá efectos directos en tu bolsillo. Si en 2007, habida cuenta del mínimo exento vigente, tuviste que abonar este tributo, es muy posible que, con la reactivación, no tengas que volver a hacerlo, ya que según el Ejecutivo, más del 90% de los contribuyentes que pagaron este impuesto en 2007, no lo harán a partir de ahora, y sólo afectará a en torno a un 10% de la población, a quienes los representantes del Gobierno han calificado como “grandes fortunas”. La medida será de carácter temporal, sólo entre los ejercicios de 2011 y 2012.
La compraventa de vivienda nueva o de segunda mano tributa de forma distinta, saber qué impuestos aplican puede ahorrarte mucho dinero.

Vivienda nueva vs. Vivienda de segunda mano: ¿cuál ofrece más ventajas fiscales?

Comprar una vivienda es España implica gozar de una serie de ventajas fiscales que reducen de forma indirecta el coste final del inmueble, siempre que la vivienda que compres se convierta en tu vivienda habitual y permanente; y que van desde menores retenciones en las nóminas, deducciones en el Impuesto de la Renta a las Personas Físicas (IRPF) por la compra de vivienda habitual y por el aumento del tipo de interés de los préstamos hipotecarios, o bonificaciones en el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (por otra parte, obligatorio en cualquier operación de compraventa de viviendas).

Con la reciente aprobación, por parte del Gobierno, del IVA superrreducido al 4%, las comparaciones entre las ventajas a nivel impositivo que ofrece la compra de una vivienda nueva o una vivienda de segunda mano cobran especial relevancia. Para entender el alcance de la medida, es importante saber qué impuestos gravan cada operación:

  • Impuestos a la compra de vivienda nueva: cuando compras una vivienda nueva a un promotor o a una entidad financiera (en casos específicos que estudiaremos con detalle más adelante), la transmisión del inmueble es considerada por Hacienda como una operación empresarial habitual, sujeta al Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), que como comprador debes pagar directamente al vendedor (por ejemplo, el promotor), quien posteriormente se hará cargo de ingresarlo, en forma de impuestos, en la Hacienda Pública. Este impuesto, cuyo tipo general para vivienda nueva es de un 8%, es el que se ha visto reducido por las medidas aprobadas por el Gobierno, y hasta finales de este año, será sólo del 4%. Es importante que tengas en cuenta que si en la misma operación compras una plaza de garaje o
    La compraventa de vivienda nueva o de segunda mano tributa de forma distinta, saber qué impuestos aplican puede ahorrarte mucho dinero.

    La compraventa de vivienda nueva o de segunda mano tributa de forma distinta, saber qué impuestos aplican puede ahorrarte mucho dinero.

    algún espacio extra vinculado al uso de la vivienda, también pagará el IVA al mismo tipo; pero si decides que no es necesario adquirirlo en este momento, ten en cuenta que más adelante, deberás pagar el tipo general de IVA, un 18%.  No olvides que en Canarias no existe el IVA, por lo que el impuesto que deberás pagar en el proceso de compra de tu vivienda es el IGIC, el Impuesto General Indirecto Canario, que tiene un tipo del 5%. Además, deberás abonar a Hacienda, personalmente, a través de notario o de un gestor colegiado, el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, al tipo general del 0,5% (aunque en algunas comunidades autónomas, como País Vasco y Navarra, son distintos).

  • Impuestos a la compra de vivienda de segunda mano: si la vivienda no es de “primera entrega”, es decir, se ha producido ya una cesión jurídica de los derechos de la propiedad (por ejemplo, el inmueble en venta pertenece a un particular que, a su vez, lo adquirió a una promotora inmobiliaria), entonces estás adquiriendo una vivienda de segunda mano o usada. En este caso, no pagarás IVA, sino el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), que tiene un tipo del 7 al 8% sobre el valor real de la adquisición, que equivale al valor declarado en la escritura, sin perjuicio de las posibles comprobaciones de la Hacienda Pública. Si hubiera discrepancias entre el valor declarado y el valor real, se deberán hacer liquidaciones complementarias, o asumir sanciones graves, si la diferencia excede ciertos porcentajes.  En el caso de viviendas de segunda mano o usadas también deberás abonar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

Comparemos lo que supone, en términos de impuestos y con el IVA superreducido para la compra de vivienda nueva, adquirir una vivienda  media. Si te decides por una vivienda nueva, que cueste, por ejemplo, 200.000 euros, deberás abonar 8.000 euros en concepto del IVA (gracias al tipo reducido vigente hasta finales de este año); mientras que si te inclinas por comprar una vivienda de segunda mano, deberás pagar de 14.000 a 16.000 euros, en función de la comunidad autónoma en la que esté situada la vivienda, en concepto de Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

Con los números en la mano es obvio que si estás pensando en comprar vivienda de aquí a final de año, la vivienda nueva es tu mejor opción, porque podrás  ahorrar parte del IVA, siempre que el piso que adquieras sea considerado “vivienda nueva” a efectos tributarios. Además, tal y como anunció el Gobierno, “la aplicación del IVA superreducido del 4% no tendrá su contrapartida en el mercado de viviendas de segunda mano”, por lo que las ventajas de comprar vivienda nueva son más que evidente.

Por eso, dedicaremos el siguiente post a aclarar qué es una “vivienda nueva” desde el punto de vista fiscal, que es el que aplica en este caso. No olvides que en el próximo SIMAOtoño, que tendrá lugar del 4 al 6 de noviembre, tendrás la mejor selección de oferta inmobiliaria de vivienda nueva, de forma que puedas aprovechar el IVA superreducido al 4% que estará vigente hasta finales de este año.